ME HE MUDADO A UN NUEVO BLOG: SESIONES DE SURF 2.0

Surfeando nieve fundida


Envía este artículo



Recuerda mis datos (?)



Toda la información personal que cedas aquí será tratada según la Política de Privacidad de Blogger.com. Leer más...



Salgo del trabajo a las tres, con un resplandeciente sol de mediodía en un asombroso cielo azul. Ya no hace tanto frío y tengo unas ganas tremendas de coger olas.

Internet dicta sentencia: parece que hay una subida de mar importante y que a medida que avance la tarde las olas crecerán... hasta llegar a las 3 de la madrugada a los ¡5 metros!.

A toda prisa, cargo la tabla y me voy directo a Son Serra. Hago una parada en ese famoso spot del Sur puesto que se ve algo entrando en la bahía. "Serán los olones que dan la vuelta a la isla", me digo. Pero al llegar las olas son ridículas. Nada, nada... directo al Norte.


(Montañas azuladas en el atardecer de la Compuerta. Foto: PRF)

Llego a las 5 de la tarde, hace sol y no demasiado frío. Las olas son grandes, pero un poco guarronas, con algo de viento sideshore. Algunas mueven mucha agua pero no llegan a romper y se hace difícil elegir la buena. En el agua hay dos corcheros que van bastante fuertes. Me dirijo al agua, salto sobre la tabla y remo una decena de metros antes de hacer mi primera cuchara. Me sumerjo y la sensación es terrible. Parece que la cabeza me va a estallar: el agua está congelada. Parece que se hubiera fundido la nieve de las montañas y estuviera nadando en ella.

La primera ola es fofa, pero me tira. La siguiente es mejor. Hay pocas olas aprovechables. Llega una medio rota pero consigo cogerla. Hago el takeoff, la ola se rehace y marco un buen giro, la ola pierde fuerza, bombeo para pasar la sección, pero no se levanta, así que decido dejarla. Luego otras pocas olas no demasiado buenas.

Hasta que ha llegado la chunga. Una ola mediana, sin demasiada mala leche. La he cogido y ha hecho un cerrojón de los buenos, justo delante de las rocas. Detrás de ella toda una señora serie me ha roto en la cabeza. 3 poderosas y gélidas olas. El gemelo derecho se me ha subido hasta la rodilla y he tenido que salir, congelado y con una pierna dolorida.

De todos modos ha sido una buena sesión: corta y fría, pero profundamente intensa.

SPOT: La Compuerta
SURF: 6 sobre 10
AMBIENTE: 6 sobre 10
YO: 4 sobre 10
HOSTILIDAD: 6 sobre 10


3 Comentarios a “Surfeando nieve fundida”

  1. Anonymous Anónimo 

    Estas loco? Era de imaginar que el agua era hielo, a las cinco de la tarde la temperatura ya está descendiendo de nuevo y el sol "is missing"...esperemos que el "chapuzón en el agua de deshielo" no tenga consecuencias para la salud, a parte de las ya sufridas. By the way, is your "gemelo" in its originary place?

  2. Blogger Surfer Mediterráneo 

    Si, si... el gemelo ya está en su sitio, por suerte. Pero el dolor en el momento, mezclado con la falta de oxígeno y el gélido medio en el que me movía, fueron demasiado para mí.

  3. Anonymous Anónimo 

    No me extraña!!! Ni me imagino lo que debe ser estar en "remojo" con temperaturas tan adversas y, encima, intentar retar a las olas...

Deja un comentario

      Poner en negritaPoner en cursivaConvertirlo en un link

 


Esta semana interesa

Viajes y sesiones

Artículos previos

Archivo mensual

Sidicación de contenidos

Sobre este sitio

Creative Commons License